Los sanluqueños se organizan para exigir una correcta gestión de su agua urbana.

Deficiencia de calidad en el agua potable, vertidos de aguas residuales sin la correcta depuración, derrames permanentes al río sin pasar por la depuradora y cobros sobredimensionados de recibos, provoca que los sanluqueños hayan optado por crear una plataforma, para depurar responsabilidades y exigir una correcta gestión en el ciclo integral del agua de su población.

La Marea Azul del Sur se congratula por el nacimiento en Sanlúcar de un movimiento ciudadano organizado para exigir una buena gestión del agua, bajo el principio del derecho humano. “Es una necesidad social que se está haciendo día a día más que necesaria, en todos los pueblos españoles, motivada por la vertiginosa avalancha privatizadora que no está azotando en España y la falta de atención y sensibilidad que está mostrando la mayoría de los políticos que gobiernan nuestros municipios”.

Lamenta esta organización andaluza en defensa del derecho humano al agua, que Sanlúcar no aprovechara el momento histórico que tuvo en sus manos hace pocos años, para remunicipalizar su agua. Fue un error político, que lamentarán los ciudadanos durante muchos años.

Los efectos de la privatización del agua son los habituales de otras poblaciones en manos privadas. La simple fórmula de hacer negocio, basada en dos principios: minimizar los costes y elevar el precio del producto. Esto conlleva en este caso de Sanlúcar, que se haya demostrado con evidencia, que cobran un servicio que no están incluso ofreciendo a sus ciudadanos, que ellos tienen a bien llamar “clientes”; un servicio de alcantarillado y depuración facturado que no se está ejecutando y en el mejor de los supuestos, lo hacen con total deficiencia, demostrado en continuos análisis del agua depurada que vierten al río y en dos eternos vertidos directos, sin canalizar ni depurar, aun cuando hace poco y con dinero público se ejecutaron unas obras que supuestamente evitaría esta atrocidad medioambiental.

Hay que añadir también el cobro de unas tasas sobre un derecho regulado según dimensión de la acometida o contador, que no se correspondían con la realidad física ni contratada en origen. Este hecho podría conllevar a la devolución de más de un millón de euros a los usuarios sanluqueños; un disparate que resulta increíble que esté ocurriendo en pleno siglo XXI y que tendría que tener responsabilidad civil o penal.

La Marea Azul andaluza recuerda que aun cuando la gestión del servicio de agua esté en manos técnicas o administrativas privadas, no por eso la competencia deja de ser del ayuntamiento, por lo que el ciudadano, -no el mal llamado “cliente”- sigue teniendo su única relación directa con el ayuntamiento y no con la empresa; son los responsables municipales los que tienen que seguir garantizando el servicio y en ese caso, quien tiene que atender a los ciudadanos y exigir lo que corresponda a la empresa gestora y no esconder el bulto o hacer como en algunos casos, de defensores incluso de los intereses de estas multinacionales que se han hecho con el negocio del derecho humano al Agua, gracias a una política totalmente contraria a los intereses de sus propios ciudadanos

Es una nota de prensa enviada a este medio, por la Marea Azul del Sur

Para más información, diríjanse a mareaazuldelsur@gamil.com

Anuncios

Publicado el 1 01UTC junio 01UTC 2014 en General. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: